Síguenos en:

Vernia, Ana

Vernia, Ana

Nace en Burriana (Castellón), en 1976. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia (Facultad de Bellas Artes). Ha realizado estudios en la Accademia Albertina delle Belle Arti en Turín (Italia), y estancias en Francia, Inglaterra y Estados Unidos, que han contribuido a madurar su lenguaje plástico. Actualmente tiene el estudio en Valencia, donde prepara nuevos proyectos. En su todavía breve trayectoria artística, ha realizado diversas exposiciones individuales y colectivas, en galerías y fundaciones, como la Galería Evelyne Heno de París, el Museo Centro del Carmen de Valencia, La Fundación Frax de Alfás del Pí (Alicante) o el Museo de Bellas Artes de Castellón, entre otros. Ha ganado recientemente el Premio Nacional de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y su obra ha sido reconocida también con el Primer premio en el Salón de Otoño del Ateneo Mercantil de Valencia en su edición de 2014. En 2012 obtuvo la Beca Hábitat Artístic Castelló que le permitió desarrollar un proyecto expositivo durante varios meses, y ha sido seleccionada en la 75 Exposición Internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas (Ciudad Real), entre otros reconocimientos. Su obra forma parte de colecciones e instituciones como la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en Valencia, el Museo del Calzado de Elda (Alicante), el Ateneo Mercantil de Valencia o la Fundación Gaetano Morguese en Bari (Italia).

“Las imágenes de Ana Vernia son contundentes, dejándonos sorprendidos de esta contundencia con su particular uso del color. En su repertorio icónico predomina lo edulcorado mediante un constante uso cromático de tonalidades pastel. Sus representaciones pictóricas evocan misteriosas alegorías románticas por la concesión expresiva y el gusto por lo enigmático. Pero desde las anécdotas y las preocupaciones sociales y comunicativas se eleva una meditación alegórica con el uso de extraños personajes inmersos en un particular paisaje. Meditación sobre la poesía y la pintura, sobre la vida y el arte. Meditación sobre la flaqueza de los seres vivos, el triunfo final del silencio para la contemplación. Algunos de los cuadros podrían interpretarse incluso como una suerte de jeroglíficos de las postrimerías (…)”

Texto de Rosa Ulpiano

Año: Burriana, 1976


Página personal:  anavernia.com

OBRAS

Título de la obra: Paisaje líquido nº5

Año: 2016

Medidas: 55,5 x 70,5

Técnica: Emulsión polimérica, pigmentos y grafito sobre papel

Tipología: Pintura
Inventario: 808

Contexto: Obra perteneciente a la serie “Paisajes líquidos”, que inició en 2016. Son trabajos en los que predomina el dibujo y una dimensión espacial de las figuras que aparecen en la escena. Otra característica de esta serie y que la diferencia de otros trabajos, es la aparición de la letra “H”, sustituyendo a los escritos frecuentes en sus obras. La “H” es la única letra en castellano sin sonido y la utiliza como metáfora del silencio. Un “silencio” necesario para contemplar bien un paisaje, para abstraerse de todo y entrar dentro de lo que tenemos ante nuestros ojos. Este concepto lo aplica también para la observación detenida de nuestro “propio paisaje”, reflexionando sobre la dificultad de observarnos realmente a nosotros mismos en medio de este caos sonoro en el que vivimos. El concepto “líquido” hace referencia a la disolución del trazo en los márgenes de la obra. La composición se disuelve a medida que se aleja del centro de nuestra mirada. Nuevamente una reflexión entorno a la necesidad de “ver con  claridad”. Un tema recurrente en su obra, obsesionada con la idea de saber que ocurre a nuestro alrededor, de completar esas verdades a medias que “flotan” como icebergs en nuestro día a día. Esa necesidad de ver y vernos realmente, para comprender mejor nuestro lugar en el mundo. El silencio y lo líquido se articulan con el dibujo, para hablarnos de nosotros mismos.

Sala: 8