Síguenos en:

Soldevilla, Loló

Soldevilla, Loló

Loló fue una niña precoz, inquieta, rebelde y curiosa. Sus primeros años de vida estuvo rodeada por una familia numerosa, carismática y culta en Pinar del Río. Las instrucciones de su madre y tíos le permitieron un aprendizaje anticipado por lo que desde muy temprana edad llegó a practicar la lectura y la escritura, el canto, el piano y la apreciación de las diferentes modalidades del arte como la pintura y el teatro. También desde niña fue reflexiva ante los temas sociales dado que estuvo rodeada de ideales y acciones que distinguieron a su familia en dicha época.

En 1934 Funda la “Orquesta de Loló” conformada por mujeres y con repertorio de música cubana y latinoamericana, la dirigía tocando el violín. Se presenta con regularidad en los “Aires Libres” en los cafés del Paseo del Prado, en La Habana. Por estos años se van acentuando el pensamiento, ideales y acciones políticas de Loló como consecuencia de una tradición familiar que le fue inculcada desde sus primeros años de vida en Pinar del Río. Se incorpora a diferentes actividades contra el gobierno de Machado y llega a ser encarcela en más de una ocasión en la Cárcel de Mujeres de Guanabacoa. En 1937 Fue Miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Cubano.

En 1946 obtuvo un escaño como miembro del Partido Auténtico para Representante a la Cámara por la Provincia de Oriente y se le asigna el cargo de Presidenta de la Comisión de Prensa y Publicidad el 4 de noviembre de ese año. Viaja a Praga en 1947 con el objetivo de participar en el “1er Consejo de la Federación Internacional de la Mujer”. Loló tenía la misión de represar y defender los ideales de la mujer cubana, sus problemas sociales, la defensa del niño, etc. En 1948 llegó a ser Miembro de la Cámara de Representantes de Cuba. En ese mismo año fue invitada por la Federación Americana de Arte en Washington y visita los museos de Boston, Filadelfia, Chicago y New York. A finales de año, viaja a París y comienza a pintar con la ayuda y orientación de su amigo y pintor Wifredo Lam. Desde ese momento crea sus primeras esculturas de pequeño y gran formato, dibujos, retratos y proyectos para murales.

En febrero de 1949 es nombrada Agregada cultural de la Embajada de Cuba en Francia. A partir de entonces su carrera como artista plástica se despliega en intensos y variados estudios y exposiciones. Ingresa en la “Académie de la Grande Chaumière” en París e inicia sus estudios de escultura con los profesores Léopold Kretz y Ossip Zadkine. A partir de los años 1950 recorrió Europa con su hija Magaly. En España conoce a Eusebio Sempere y le dedica su poemario “Claridad de Vivir. Versos populares”. Visita junto con Lam, museos y galerías en Suiza, Holanda, Bélgica, Gran Bretaña, Austria y República Federal Alemana. Realiza estudios en disímiles talleres y asiste a conferencias sobre diversos temas novedosos de arte. Loló no deja de estudiar, exponer y relacionarse con pintores, escultores, músicos, escritores, fotógrafos y personalidades del arte y la cultura del mundo, incluyendo a muchos artistas cubanos.

En 1951 promueve y organiza como Agregada Cultural de Cuba en París la exposición “Art cubain contemporain”, Musée Nattional d´art moderne de la Ville de París. Viaja por Holanda, Suiza, Bélgica e Inglaterra, visitando los museos y las esculturas Henry Moore y Jacobo Einstein. Ingresa en el Atelier de los maestros abstractos: Dewasne y Pillet en París hasta 1953. Paralelamente hace contacto con los escultores Gerdur, Jacobsen, Tahiri. Participa conjuntamente con Jean Tinguely, Víctor Vasarely, Yaacov Agam, Panait Istrati en una serie de conferencias ofrecidas por J. Alvard, A. Bloc, L. Degand, Ch. Estienne, A. Herbin, entre otros, sobre el arte abstracto. Durante 1955 expuso por primera vez con Eusebio Sempere en el Círculo de la Universidad de Valencia, España y en París con Soto, William Klein, Carlos Cáceres Sobrea, Albert Bitran, María Martorell, Koskas y Varela. En 1955 participa en diferentes exposiciones colectivas en Alemania, Suiza y España. Entre ellas en el “10 Salon de Realités Nouvelles Gallery” del Museo de Arte Moderno de París, Francia y es aquí donde Loló presenta sus primeros relieves luminosos incorporando la luz a la plástica moderna, también es donde escribe junto con Sempere el “Manifiesto sobre la Luz”, el 8 de julio de 1955.

Año: (La Habana, 1901-1971)


Página personal:  www.lolosoldevilla.com

OBRAS

Título de la obra: Sin Título

Año: 1956

Medidas: 28,2 x 30,3

Técnica: Témpera sobre tabla

Tipología: Pintura

Contexto: Colección Fracaral. Autentificada por Martha Flora Carranza Barba.

Sala: 23