Síguenos en:

Domínguez, Óscar

Domínguez, Óscar

Óscar Domínguez fue un pintor surrealista canario que perteneció a la generación del 27. Fue uno de los más importantes artistas españoles de este género y entró en contacto y se relacionó con grandes pintores de este movimiento. Su obra plasmó un surrealismo ecléctico, de base casi naturalista y, en el más noble sentido de la palabra, académico.

Óscar Domínguez tuvo muy diferentes etapas en su trayectoria artística que trascurrió la mayor parte del tiempo en París. La etapa surrealista (1929-1938), con la que normalmente se le relaciona, está influenciada por los artistas Marx Ernst y Salvador Dalí. En 1934 aporta a este movimiento una nueva técnica: la decalcomanía que consiste en presionar al azar tinta entre un par de planchas. La denominada etapa cósmica (1938-1939), Domínguez realiza paisaje cósmicos que recrean formaciones volcánicas, erupciones lávicas, corrimientos de tierra. Durante la guerra (1939-1942) también llamada etapa de las redes y las mujeres desmontables continúa trabajando en la clandestinidad con los surrealistas a través de la publicación “Le main au Plume”. La etapa metafísica, (1942-1943) viene marcada por el influjo de Chirico, momento en el que realiza su primera exposición individual (1943). La etapa Picassiana (1944-48), donde el contacto con el artista malagueño le influirá de por vida en su temática y formas artísticas. Entre finales de los 40 y principios de los 50 transcurre su etapa esquemática, que supone la superación de la dependencia picassiana con composiciones más serenas y equilibradas. Desde 1955 y hasta su trágica muerte, trabajó en los límites de la abstracción, que abandonó en el último año de su vida para reavivar su inicial interés por el automatismo.

Año: San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, 1906-París,1957

OBRAS

Título de la obra: Toro rojo

Año: 1944

Medidas: 50 x 61 cm

Técnica: Óleo sobre lienzo

Tipología: Pintura
Inventario: 836

Contexto: Colección Vidal Valle.

Sala: Restauración